Confeti TV

Me lo tiene recetado mi médico. "Roberto, el fin de semana muy especialmente, aléjate de los informativos de la tele". Poco a poco, le contesto. Quienes me escuchan hablar de la televisión y dudan de si sé hablar de otra cosa me han oído unos cientos de miles de veces la expresión TELEDELIRIO, no es mala opción para definir a un telediario, da igual la cadena. Hay otra expresión que si la ponías en Google te daba cero resultados en la búsqueda. A partir de hoy ya no. Diverinformativos.
Y esto es algo que no entiendo. Todo el mundo del mundo sabe que, al menos en España, un informativo de televisión son 15 minutos de información, 15 de diversión, 15 de espectáculo y otros 15 para los deportes y el tiempo. Este fin de semana, decía, nos han contado que hace frío en noviembre, que la crisis además de a Irlanda afectará a las luces de la navidad y que en no sé qué restaurante de carretera hacen postres con las castañas. Y como esas otras tantas.  

Quienes además de oirme también me escuchan conocen uno de mis mantras. Si los periodistas, y sobre todo nuestros jefes, fuéramos empleados públicos nos sería de aplicación el artículo 103.3 de la Constitución.  Ojalá. Como no lo somos podemos aparcar en el garaje algunos principios:

3. La Ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad, ...

Y si abandonamos la pelea del mérito y la capacidad vienen otros, por suerte, y lo aprovechan. Mientras nosotros buscamos las palabras de Zapatero y Rajoy, o la última receta de las castañas, hay tipos que hacen periodismo. Gael García Bernal y Marc Silver pertenecen a esa casta. Quizás algún día ellos y otros cientos se refugien en alguna cueva de las montañas de Bután para esconder y proteger las esencias del periodismo. Quizás.

btemplates

3 comentarios:

Anónimo dijo...

El otro día leí esto y me acorde de tí. Hoy lo recuerdo y te lo envío "Los medios no son, ahora mismo, una empresa atractiva para el talento"

Más en http://llamaloy.wordpress.com/2010/11/18/mariotascon/

Saludos

Por el año compartido dijo...

Te voy a regalar un barredor de frecuencias de la TDT para que impidas que ensucien tu televisor y ya de paso anulamos los de toda España. Esto de los informativos en televisión cada día está peor, ya no interesamos como espectadores y sí y sobre todo como consumidores. ¿Para qué buscar información si nos conformamos con el entretenimiento?.

La eterna emocional dijo...

Otra más

Publicar un comentario