0 comentarios

De nada majestad


Lunes, 15 de septiembre, 2014. Cientos de periodistas monárquicos y cobardes escucharon que a la periodista Letizia le gustan los periodistas valientes y arriesgados, "los que protegen el oficio y lo miman a base de seriedad, rigor y verdad". Ecos en el Senado, en la entrega del Premio "Luis Carandell". Escuchaban políticos estranguladores de la verdad periodística, escuchaban también profesionales del oficio que prostituyen. Palabras de Reina.

 Permítanme que (...)  vuelva la mirada a todos  los periodistas valientes que dicen no, que se plantan, a esos redactores que no van sólo por ir, los que mantienen la independencia. A esos periodistas que protegen el oficio y lo miman a base de seriedad, rigor y verdad. Esos periodistas que siguen creyendo en el periodismo, en la crónica reposada y analítica, que siguen pensando que ser el primero en contarlo no es sinónimo de ser el que mejor lo cuenta, esos que pretenden devolver a la información su verdadero valor. A esos periodistas, gracias".

1 comentarios

Te llamaré N.....

Te llamaré N y cinco puntos suspensivos.  Ayer hablábamos de libertad, de periodismo, de televisión, de nuestra televisión que es la de todos. No sabíamos si hablar en pasado, si en presente, si en futuro. Tú decías que pasado y decías que EREs y prejubilaciones que ojalá, y si nos chapan decías. Yo decía que futuro si lucha, si compromiso, si riesgo, si ciudadanía y si servicio público.  Pasado o futuro, nunca ya presente. Y así llegaron las 12, las 24 si son P.M. 

El País y las nuevas aventuras de su nuevo equipo de dirección decidía regalar a no sé quién una portada que parecía editada por Raphel, el de la bola. Decía el papel de Antonio Caño que Alaya, foto en primera,  iba a instruir una causa que le ocuparía 2 millones de folios, ni uno más, ni uno menos. Decía el papel de Caño cosas tales como que la Junta de Andalucía debería escanear todos los documentos, de todos los cursos de formación, de todos los pueblos de Andalucía, de cualquier tiempo pretérito y presente que en la historia ha sido. No decía el posible número de imputados, 3.271 me atrevo a avanzar ya. La muerte de Emilio Botín hizo que la portada quedara para envolver egos y ajustes de cuentas, ahí quedó, en eco de unos minutos. Te llamaré N y 5 puntos puntos suspensivos ¿ves, lo que te dije, si la prensa cotiza en bolsa ya no es prensa, es IBEX 35, es índice Down _Jones?. Dos millones de folios decía.


Con el miedo en el cuerpo por si me toca leerme la instrucción de Alaya (allí en el siglo que llegue) llegaba el 10 de septiembre del 2014, horas después de la portada de Caño. Los reporteros de las cadenas de televisión se interesaban por Pilas, por una madre en dificultades. Y pasó Alaya, y tal como pasó pasaron. Pasó Alaya a escasos metros, pasó cerca de los reporteros que pasaban, de ella o de su maletín. Pasaron en el primer paseo y en el inmediato segundo. Ni un plano porque ya tienen 20, ni una alerta, ni un brusco levantar. Miraban en sus smartphones la portada de Caño y decidieron no ocupar la tarjeta de sus cámaras con bytes vacíos de periodismo.

Nos hace falta el 15-M, a ver si en 2016. Hace falta que nos tiemblen las piernas, hace falta que las siglas de nuestras empresas tiemblen como tiemblan las de los grandes partidos de España. Que tiemble la SER y la COPE y El Mundo y El País, que tiemble TVE y Antena 3, que desaparezca Tele 5, casi toda.. Que tiemblen las redacciones, todas, y los advenedizos amanuenses que las copan aparentemente sin vergüenzas. Ni tú ni yo, N que no lo eres, que seamos los dos, futuro y presente del periodismo, sin rendiciones:

0 comentarios

Las FOP, Fuerzas del Orden Periodístico.

Si cumplo los años que tengo seré centenario. Para los jóvernes, que lo somos, que ronden la cincuentena decir FOP es temblar, asustarse, temer y, según cómo te haya ido, hasta llorar. En aquella España del blanco y negro, la de los 70, y hasta el mismo año terminado en 5, sólo existía el orden que debía existir, el único, el bueno, el asolador de la conciencia colectiva. Las FOP, Fuerzas del Orden Público, eran inmunes, impunes, inquietantes y hasta asesinas, algunas. Eran otros tiempos, eran.

Era martes, quizás lunes o miércoles de la semana pasada. Desayunaba a la hora del desayuno y la SER avanzaba que sería un mal día para UGT, día de lacra sindical. La Guardia Civil registraba unas empresas que habían hecho negocios con el sindicato, ayer UGT, mañana serán las Comisiones Obreras. Decir sindicatos, ya se sabe, es decir corrupción, mariscadas, pianos alquilados a millón de euros; que vuele la presunción de inocencia.
Y al grito de Operación Cirene llegamos los de las FOP, Fuerzas del Orden Periodístico, no faltaba nadie. Ahí estábamos inmunes, impunes, inquietantes y hasta asesinos, todavía no. Guardias civiles fornidos y periodistas dispuestos a narrar algunas de las Ws del periodismo, las más sencillas, las del qué, las del dónde, las del cuándo, si el por qué no está claro lo mismo casi da, ya lo contarán por la noche en 13 TV y con ellos todos los que lo son, manipuladores. Y arriba las antenas, que se abran los micrófonos, que suceda siempre a las 10, o más cerca de las 9, la hora en la que mejor se contamina; que con un poco de suerte no haya otro tema en el día, ya harán para que así suceda.

Y escuchaba lo que algunos compañeros decían, algunos, no todos. Y recordaba que hacía unas semanas la media costilla que me soporta me contaba que le tocó ser la enfermera de referencia de un paciente, un ciudadano ejemplar, un hombre admirable para quienes le conocemos, "un sindicalista" decían algunos compañeros del hospital. ¡Que devuelva lo que ha robado!, ¡que se marche a un hospital privado!, ¡que lo pague con lo de los ERE! me decía que decían en un vomitado ejercicio de prejuicio ciudadano. Y él se curó de la caída y se marchó a su casa y en el asiento de atrás del coche le acompañaba el orgullo de haber trabajado a conciencia por una Andalucía mejor. Los otros ellos, los prejuiciosos, nunca podrán limpiar su mente contaminada y manipulada por las FOP, por ellos mismos. Ignacio Ramonet, "La tiranía de la comunicación". 

El telediario, en su fascinación por el espectáculo del acontecimiento ha desconceptualizado la información y la ha ido sumergiendo progresivamente en la ciénaga de lo patético. Insidiosamente ha establecido una especie de nueva ecuación de la información que podía formularse así: Si la emoción que usted siente viendo el telediario es verdadera la información es verdadera”.

Y sentí todo tan podrido que tuve que vestirme de Enya, de la armonía del alma.

0 comentarios

Contra la neutralidad mal entendida.


Desde hace unos meses mi café de mañana es más café, así lo siento; más solidario, más comprometido, más cercano y verdadero. El sobre de azúcar me sobra, casi entero, un sobre para 8 días, a gramo por día. Cada grano cae a cámara lenta, acompañado de su porqué, dulce y militante, amargo y solidario, si cae lo recojo, siento vida y muerte, me lo ha enseñado Esteban Félix, fotógrafo y periodista, periodista y fotógrafo. La Fundación Gabriel García Márquez premió el año pasado su trabajo, su compromiso, su verdad. Miles de trabajadores, campesinos, mueren cada año en los campos de la caña de azucar, también otros cultivos. Vi el reportaje de Esteban y desde entonces mi café es más amargo, mejor. Menos azúcar en occidente, más vida campesina, menos muerte.

Estuve ayer en la Facultad de Periodismo de Sevilla, intercambio de experiencias con los jóvenes y futuros maestros del periodismo. Les tenía que hablar de ética, de deontología, el periodismo de la verdad que dicen. Les decía que los intereses nos aplastan si nos dejamos, que la manipulación sólo hace efecto a los manipulables, a los cobardes, a los que viven el periodismo con miedo porque viven así la vida, falta de compromiso y oficio. Que no digan fondo de reptiles les dije, que nunca abandonen la palabra presunto mientras la merezca el imputado, les dije que no hay periodismo lejos de la vida del ciudadano, les dije que los grandes despachos de los suelos de mármol brillan para esconder el brillo de la mentira.   Palabras allí antes repetidas, unos días antes tan solo, Javier Bauluz:
Quiero que las fotos vayan al corazón o a la cabeza, no al estómago". 

¿Y si está en juego tu puesto de trabajo? preguntaban. Les dije que imaginaran a un cirujano que dejara las tijeras en el estómago del paciente, a conciencia, en la línea de la vida y la muerte. Y eso hacemos les dije, los periodistas que no lo son, los que han equivocado el oficio, periodismo o bufón, informar o contaminar. Aguantar les dije, resistir por vosotros, por nosotros, por los que están por venir; por el oficio, por el periodismo de mañana, el que está cada día más cerca. En las urnas se ha llamado PODEMOS, en la red PERIODISMO HUMANO y veinte ejemplos más. Está, existe, nos lo esconden, se llama periodismo, un arma cargada de futuro:

0 comentarios

La llave azul de Joaquín Sabina

Tengo la llave azul de la casa de Joaquin Sabina, la he conseguido ahora que él y ya hace años ha cambiado de cerradura. Si no tengo la llave azul que otros sí tienen ya para poco tengo su compromiso, el que pasea de la mano de Luis García Montero, compromiso con el periodismo libre, con la información que levanta democracias, información y libertad lo llama. Por darle uso y vida a la llave azul me he comprado un armario, ahí cerraré el último ejemplar de El País, lo he comprado esta mañana, martes 22 de abril, año 2014, nunca más lo buscaré en el kiosko, ni el de hoy ni el de nunca, un lector menos, ya se nota demasiado.

Se nos muere el Gabito y algo va y viene, viene y viene, nada se va para nada. Inicio la segunda línea del segundo párrafo con el compromiso de remansar el texto, hasta ahora al lado del aire del caos. He escrito cien veces en Google, en todas sus combinaciones que son dos, las palabras Gabo y periodismo, periodismo y Gabo. Él muere y nace en mi una idea, ya definitiva, antes dudante, Si Gabriel García Márquez fue periodista antes que escritor yo ya tengo mi Dios, también con la D mayúscula. Antes del jueves no lo era, ya sí, era tarde ayer, ya no.

No escribiré hoy de Silvio, sí de Joaquin y Gabo. Comala y Macondo. Tengo dudas, también principios, básicos en el blog, igual que los que pretendo en la vida. Llaves azules, información y libertad, que ninguna hipoteca te aplaste, martes 22 de abril. Vivir más allá de la muerte, dudar ayer para no hacerlo mañana. Dios existe y se escribe con D, todos los días son 11-M, elecciones para elegir y borrar las siglas; no siglas y sí ciudades, Comala y Macondo, Rulfo y Márquez, soñar y morir, tierra húmeda para sembrar, principios básicos lo llaman. Sí, estoy hecho un lío, cada día lo tengo más claro. Gabriel García Márquez te llamas, amén.

2 comentarios

Os voy a contar un cuento chino.


Martes por la tarde, 06 p.m., pregunta para Natalia, Isa y Pepón. ¿Si yo os digo DEONTOLOGÍA DEL PERIODISMO? qué decís? Isa decía PRINCIPIOS, Natalia KAPUSCINSKI, José Luis decía CUENTOS CHINOS, él tenía razón, ellas también pero menos.
Os voy a contar un cuento chino, bueno, lo haré por tanto en chino. Dice el traductor de Google:
一定要记住三个R 
尊重自己 
尊重他人 
为自己的行为负责。

Cuenta un buen cuento chino que siempre hay que caminar bajo el paraguas de las tres ERRES, traduzco
            Respeto a ti mismo.  Respeto hacia los demás.  Responsabilidad por tus actos.".

Imagino, seguro que bien, que Pepón pedía el esfuerzo hecho. El buen periodismo tiene que ver con un buen cuento chino, sus principios deontológicos también. No hay periodismo si el periodista no se respeta, no lo hay sin respeto a los demás, imposible entenderlo si no es desde la responsabilidad de saber de la importancia de lo que publicamos.

En el comienzo del cuento mi vergüenza, irrecuperable, por lo publicado sobre la llegada a Melilla de 500 personas, inmigrantes los llamamos, irregulares también. Veía La 1, veía Canal Sur, veía Antena 3,; veía, escuchaba y oía. Mucha información, poco o ningún contexto. Mucho QUÉ y mucho CUÁNDO y CUÁNTOS, escaso POR QUÉ. Hoy en clase se lo contaba a los jóvenes periodistas que lo serán. "Si dejáis caer la deontología soportar al menos la ontología".



Preguntaba en clase si no se habían hecho la pregunta de por qué la mayoría de los 500 inmigrantes venían desde Mali, preguntaba si sabían qué pasa en Mali, preguntaba por las preguntas que muy pocos medios se habían hecho. Las preguntas que no gustan al gobierno, ni hablar del nefasto Ministro del Interior. Los alumnos hablaban de avalanchas, de asaltos, de concertinas y pinchos, de inseguridad ciudadana.

Les he contado que en Mali había un presidente (Amadou Toumani Touré) que algunos llamaban el Ghandi de África, por su compromiso con los más débiles. Les he contado que en el 2012 allí hubo un golpe de estado y los militares arrasaron o lo pretendieron con la sociedad civil. y muy especialmente con quienes tenían ideas propias. Les he contado que las ONGs pretendieron y pretenden que el mundo mire allí donde debe porque la hambruna amenaza a cientos de miles de personas. Les he contado también que gran parte de aquellos refugiados son, quizás con otros nombres, los inmigrantes que ayer asaltaban saltaban la valla. Les he contado que no se les puede repatriar porque con el golpe de estado se suspendió el acuerdo de repatriación España-Mali, una manera de evitar que los inmigrantes fueran asesinados al ser deportados. Les he contado que mi objetivo y espero también el suyo sea no olvidar la regla de las tres ERRES, quiero que me gobiernen los cuentos chinos, los buenos

Y mientras tanto, sí, a las puertas de Melilla, también de Ceuta, va nuestro infame Ministro del Interior para hacerse fotos y para hablar de avalanchas, de irregulares, de sin papeles y de alertas. Sr Fernández Díaz, déjese de malos cuentos chinos.

0 comentarios

El FAKE de Jordi Évole emitido por Paolo Vasile en Tele 5

El FAKE del domingo se emitió en Cuatro, a la misma hora que el precioso programa de Jordi Évole y su extraordinario  equipo de EL TERRAT. Cuatro es desde hace muchos meses el canal que Vasile estruja para meterle la basura que ya no le cabe en Tele 5, ni le cabe la basura ni le caben los millones de euros que gana, él y sus accionistas; 52 millones en el 2012 entre Ana Rosa y todas las podridas versiones que del SÁLVAME se nos ocurran. Ganan dinero a costa de vaciar el espíritu crítico de la audiencia que lo sufre en modo hemorroide, en silencio.

La basura de Risto Mejide y Zapatero es hedor catódico puro, malas compañías para quien ha sido presidente del Gobierno y no debiera arrastrarse por los platós para que hablen del libro que no vende y duda de si debiera haberlo escrito.. Si quiere plató que busque el de SALVADOS, elegante, riguroso, periodismo de nivel, Cataluña es así.

Y a Jordi Évoile y a su equipo (los mismos que han conseguido la reapertura de la causa que investiga a los responsables del accidente del metro de Valencia)  le sacuden ahora los mismos que alababan su premio ONDAS y su permanente, valiente y arriesgada defensa del periodismo; la suya y la de LA SEXTA, la cadena que tiene en vilo al Gobierno de Mariano Rajoy que, semana sí y semana también, presiona a José Manuel Lara para intentar acallar la línea editorial.y allanar las conciencias a través de las líneas editoriales de las cadenas que día sí y día también emiten información FAKE en programas FAKE de televisiones FAKE; todo hecho vuelta y vuelta por periodistas FAKE.

Jordi Évole me hipnotizó con su excelente experimento durante los primeros +/- 15 minutos.. A partir de ahí disfruté por saberme en buenas manos, por saber que si los ocultos papeles del 23-F saltan por los aires, antes de que se cumpla el tiempo de la censura impuesta, él y su equipo intentarán hacer periodismo mientras Vasile, el ultracatodicismo y el sistema entero vomitan pixeles más venenosos que el uranio.

0 comentarios

Morimos porque nos matamos


La buena información es cara, como el buen aceite; la mala es mala, como el jamón malo. Consumimos noticias a granel, cogidas de la estantería del Carrefour; se pueden comprar a euro el litro, también a 45 la garrafa de 3. Hace unos años, era el 2009, unos señores caros con traje barato vinieron a TVE, la intervención delegada del Ministerio de Hacienda. No tuvieron que fichar al entrar porque los tornos temblaban, los jefes más. Papeles y más papeles y sobre papeles papeles, había que poner números para convencer a Zapatero de que la publicidad debía volar como voló.

Los señores de negro dijeron que TVE se gastaba en programas informativos 186´4 millones de euros/año. Una cifra que ahí quedaba, números vestidos de números, escritos con el significado de la nada. Sumé y sumé y luego dividí; cuentas con las que pretendí cubrir la desnudez del dato; equivocado seguro concluí que cada minuto de informativos costaba lo que arriba ves. Mis jefes se echaron las manos a la cabeza, repetían el gesto que pensaban harían los que a Zapatero se lo contarían. Otros jefes, de fuera, también temblaban, como los tornos. Los programas de las productoras y su eterno hedor a que algo pasa, lo que no debe pasar. Hasta el peor de los programas, "PELOTAS" se llamaba, se quedaba en pelotas, a medio millón de euros por capítulo.

En la tele en la que trabajo, la mejor tele de España, las cosas van fatal. En los informativos en los que trabajo, los mejores informativos de España, las cosas van peor. Dices Telediario y te responden manipulación. Dices Telediario y te responden no me lo creo. Dices Telediario y el mando a distancia cambia de cadena, él solo. Pasa porque en muchos despachos huele a mantequilla rancia, a leche caducada, a ducha del día anterior. Moquetas con olor a polvo, cuadros con láminas arrugadas; el ayer instalado en el siglo XXI. Mando y haces, opinas y dejas de hacer.

Hemos estado en Sudáfrica, la gesta de Nelson Mandela, amén admirado Madiba. Y hemos sacado a Rajoy y hemos sacado a Felipe y hemos sacado a Obama y a Castro y hemos sacado la foto, selfie la llaman ahora. Allí apenas a un par de kilómetros del estadio en el que, nos han dicho, España ganó el Mundial estaba la Sudáfrica por la que Mandela, el Presidente del mundo, se ha comprometido.. Allí estaban los problemas del país, los problemas que gritaban a gritos con la esperanza de que los periodistas escucharan y lo contaran al mundo, se impuso la foto selfie. Morimos porque nos matamos, cogemos vuelos baratos a Sudáfrica porque los jefes nos piden periodismo low cost. No es lo que necesitamos, es, sí, lo que nos mata. Viven y ojalá que siempre quienes sí escuchan los gritos de los barrios de Mandela, los que se oyen a unos kilómetros del estadio en el que España, nos dicen, ganó el Mundial.. Javier Espinosa, Ricardo García Vilanova y Marc Marginedas, gracias por escuchar.

2 comentarios

El cierre de Canal Nou

Si se respeta el Everest se respeta la montaña y sus valores, los de verdad; si se va de excursión hablamos de otra cosa. Se puede escalar el Everest y se puede ir de paseo por la gran montaña, por sus rutas encordadas, a poder ser con oxígeno, riesgo cero, tipo Disney. Los hay que arriesgan y mueren, los hay que se hacen fotografías para el facebook; aún así el techo del mundo tiene sus reglas y no perdona. Escuchaba a Araceli Segarra en la Cadena SER y me acordaba del cierre de Canal Nou. 


No puedo ser solidario con los trabajadores de Canal Nou, no me sale. Lo soy con las excepciones, con quienes seguro han sido valientes, con quienes han sido más valientes, con quienes seguro han sido expedientados y despedidos, con quienes seguro han defendido el periodismo y han denunciado la manipulación. Son los menos, los mejores, mis mejores, mis Juliá Álvaro, unos pocos.  Los más han sido genuflexos, durante años, muchos años, han hecho el periodismo más cercano a la nada, el que tanto gusta a los políticos, hagiografías de la sociedad, cero o pocos problemas de los ciudadanos, los que pagan el servicio con sus impuestos Crítico el periodismo que combato, lo tengo cerca, muy cerca, no lo soporto. Lo decís en la entrevista de EL PAÍS, vuestras palabras no son suficientes, no equilibran el enorme error cometido.


Es como si al ingeniero le dicen que en vez de cemento ponga miga de pan en el rascacielos. Es como construir coches sin frenos porque así te lo han pedido. Es como hacer gazpacho y echar plutonio porque te lo exige Chicote. No compañeros, no habéis entendido de qué va esta vaina. Os han pedido manipular y lo habéis hecho, os han pedido engañar al espectador y lo habéis hecho, os han pedido prostituir los principios esenciales del oficio. Pudisteis levantar la cabeza y elegisteis agachar la profesión, vomitarla. Aceptasteis el juego del señor y el bufón, lo aceptasteis hasta límites insospechados; para mi inimaginables. Me lo contaron y no lo creí, tuve que verlo para creerlo. Jamás lo podré entender.
Esta profesión, la del periodismo, requiere de una lucha continua y de un estado de alerta constante. La conquista de nuestra independencia exige una batalla diaria".
                                                            Ryszard Kapuscinski


Dicho lo escrito ‘’adelante compañeros!!, adelante todos los que habéis sido de la RTVV. Ya es tarde, no tenéis nada que hacer pero lo estáis haciendo, estáis ganando en la derrota. Llevar vuestra victoria siempre allí donde se os contrate, allí donde se os pregunte, allí donde se os requiera. Gracias, ahora sí. Escribir la experiencia en un libro, trabajar el legado que os toca, convocar unas jornadas en Valencia, allí estaré. Convocarlas y contar a España dónde debe estar el periodismo, qué habitación no debe habitar.. Gracias por ocupar el estudio del informativo, por vuestra resistencia (¡ahora sí!) derrotada, gracias por ser ahora sí líneas de resistencia, como nos pide Manuel Castells., como nos pide Chomsky. Gracias por aprender que el Everest o se escala o se sube; gracias por aprender que las reglas de la montaña se pactan sin interferencias, montaña y alpinista, periodismo y alpinismo. Bravo por la lección que habéis aprendido, la que tanto asusta a quienes nos han robado, saqueado, ofendido e insultado. Zaplana, Camps, Fabra, ¡¡malditos!!. Decía Napoleón:
Cuatro periódicos hostiles son más temibles que mil bayonetas"

0 comentarios

Para Carme Hermida

"Personal y profesionalmente no tengo fuerzas para invertirlas en la formación de personas (periodistas) que sabes seguro que van a convertirse en seres morbosos, manipuladores, mentirosos, despreciativos, pagados de sí mismos e irreflexivos".


Estimada Carme, lo sabes, tú sí, nadie dijo que esto fuera sencillo. Si puedes aguantar aguanta, no resignada, tú nunca, sí combativa, tú siempre.Todo lo que era sólido se ha derrumbado, nos lo ha recordado Muñoz Molina pero nos debemos al pequeño combate de la resistencia.  Te quieres marchar, explicas tus razones, algunas poderosas, las conocidas; si me lo permites y desde la admiración, también insuficientes. Nos toca aguantar Carme, eres una de las miles de resistencias, los resilientes del oficio, una forma de resiliencia social. 

Hoy me he permitido hablar de ti en clase, comienzo de curso en la Universidad de CEADE, 4º de Periodismo, también Audiovisual, Sevilla. Comenzaba después de un día, el anterior, escuchando tus ecos, los que llevo años compartiendo con compañeros periodistas. 24 años en TVE, los últimos los peores, de momento. Son años, sí, de profesionales morbosos, manipuladores, mentirosos, irreflexvos; muchos mandan, otros mandaron. Se visten de rojo y se visten de azul, no es cuestión de colores. También los hay comprometidos, ejemplares, valientes, críticos, combativos; los que soportan la dignidad del oficio. Muchos de ellos, con otros nombres, han sido alumnos tuyos durante muchos años. Muchos de ellos, con otros nombres, hoy mis alumnos, levantaban la mano, compromiso en alto, stop decían, que recordarán, espero, cuando su jefe les pida morbo, mentira, desprecio al lector. Les creo.

Recordaba en clase una de las muchas portadas que te han ofendido. Padres asesinos para el ABC, así lo cuentan en portada, padres que no han sido juzgados, al negocio le da igual, ni aprende ni quiere. La parte por el todo, aquí aplicable; nos lo dice el Colegio de Periodistas de Galicia. Despido Carme, despido y reitero, si puedes aguantar aguanta, resistente y combativa, como siempre, eres una línea de resistencia, ahora, lo sabes, más necesaria todavía. Manuel Castells.


0 comentarios

Del periodismo resiliente





La RAE no tiene espacio para la palabra RESILIENTE, sí lo tiene la wikipedia. Dicen ahí que la resiliencia "es la capacidad de soportar la adversidad saliendo fortalecido". Me encanta la palabra, me gusta el significado, estoy hasta por cambiarme el nombre Roberto Resiliente Lakidain Zabalza. Me gusta la palabra porque la imagino firme tabla que soporta los vaivenes náufragos del periodismo en España. Escucho a Iñaki Gabilondo, nueva temporada en la que el mejor periodista de España nos recuerda su obsesión, también su compromiso, el peligro sobre el que nos lleva alertando años. La calidad de la democracia en España se vende en las tiendas de los chinos, balato balato; los partidos políticos inanes, absortos, perplejos y casi vencidos; lejos del ciudadano siempre. Imagino el discurso de Iñaki Gabilondo en Francia, Gran Bretaña, Estados Unidos, quizás Canadá. Si así hablara el periodismo el poder sería menos poderoso, menos firme por más democrático. En España agua, lo etéreo, la nada, la resistencia al cambio, políticos resistentes, en nada resilientes. Si Iñaki resiliente yo resiliente; llegarán tiempos mejores, saldremos.

La resiliencia es un proceso dinámico que tiene por resultado la adaptación positiva en contextos de gran adversidad".

1 comentarios

Inmaculada Michinina

Te voy a contar una exclusiva, te la voy a contar antes de que suceda. Te la voy a contar antes de las 20 horas y no la podrás ver hasta las 21 y pasadas. Te la cuento porque tengo información privilegiada, tan privilegiada es que es un privilegio de tonto, de tontos si fuera en plural. La imagen de la izquierda se convertirá en sol dentro de 2 horas, en sol y en calor. Así será en TVE, en su Telediario de las 21h. Lo será también con variación ninguna en los informativos de Antena 3, Tele 5, Cuatro y La Sexta. Casquería intelectual, el periodismo más alejado del periodismo. Infoentretenimiento hay quien lo llama, dormita-conciencias lo bautizan otros. Es más sencillo, también complicado. Veremos el calor de Andalucía, el de Madrid, Bilbao o Teruel.  Calor en verano, calor en Sevilla y en Valencia, agua, refresco, sombras  y botijos; periodismo de primer nivel. Fiesta del agua, ¡¡¡splash!!!


A la derecha las audiencias de ayer miércoles, un día cualquiera de cualquier día de verano. Más de 5 millones de personas esperan las noticias ante el televisor, dentro de poco dejarán de esperarlas. No se habrán ido, los habremos echado. Los echamos porque ofendemos su inteligencia, los echamos porque somos cómodos, porque no queremos proiblemas. Rajoy y Rubalcaba, azules y rojos, intensos o pasados por el barníz. Problemas, mejor el calor, que sea el frío si es invierno y la lluvia por el otoño.

"El periodista no está para entretener, su deber es informar"
                                                                      (Javier Darío Restrepo)

¿Por qué sucede lo que sucede? Porque no hacemos periodsismo de investigación, ja. ¿Triple risa? entonces jajaja.. Las grandes cadenas suben sus informativos a la web, siempre habrá un despistado. Suben sus informativos para que no los vea nadie, ¿10.000 personas? calor, jajajajaja. También el periodismo sube a la red, Inma Michinina se llama. Inma es como tú, como tu vecino, como el que te vende el pan y la leche. Inma sale cada día a no trabajar, como 6 millones de personas. Inma es periodismo por eso no está en las teles y sí en la red. 430.000 reproduciones de momento. Calor en verano, lluvia en otoño, Bárcenas (fin de la cita).

0 comentarios

Periodismo sin rendiciones

Llegan los becarios de verano. Hace unos años, muchos, traían EL PAÍS bajo el brazo. Los veía con EL MUNDO, los he visto con el ABC. Todos grandes periódicos, en ocasiones en manos de nefastos directores. Hace unos años, 1995. 
Hace unos años, ya menos, los becarios de verano buscaban el ordenador al segundo de darte los "buenos días". Miraban la prensa digital mientras los veteranos nos peleábamos por coger alguno de los 4 ejemplares de EL PAÍS, había quien prefería EL MUNDO, había quien no prefería. Hace unos años, 2004. Hace menos años, cuando la primera década del 2000 quería poner un uno antes del último cero los becarios de verano, algunos, no daban los "buenos días". Tenían prisa por saber que les contaba facebook, tuenti, hotmail o gmail; hoy ya ni te cuento.

Un becario de verano, TVE en Andalucía, me dijo hace muchos veranos que si podía investigar sobre las deudas de los partidos políticos con los bancos. "No me sale nada" me dijo a los 3 días, lo quiero para pasado mañana le contesté. Lo hizo, no era emitible. Gran becario, hoy gran periodista.

Hoy los becarios de verano proponen temas de becarios de verano. Piscinas, playas, calor, viajes, hoteles y coches. Becarios de verano. Ellos, la generación del World Wide Web (www) son capaces de cerrar un texto sin dar respuesta a ninguna W, a ninguna. Hoy he preguntado a dos becarios de verano por Mohamed Morsi .......... (silencio de becarios de verano).. 

Mejor no saber, mejor no leer, mejor ni siquiera ser. "Lo fatal" que decía Rubén Darío. En España hay miles de becarios de verano, yo conozco a no más de 5. Hay esperanza, mucha. Por todos los becarios de verano que no son ni serán becarios de verano. Para todos los becarios de verano, sin distinciones, sin rendiciones. 

1 comentarios

Estimada ministra Báñez


Estimada ministra Fátima Báñez, quid pro quo. Yo te respeto y tú me respetas. Tú ministra y yo periodista. Tú haces tú trabajo (¡ojalá tengas suerte!) y yo hago el mío. Quid pro quo. Si rompes las normas no me debes pedir que yo las cumpla. Se lo dije a tu jefe de prensa, el que, dado que no entendimos tus palabras, se levantó para explicarnos a los periodistas qué habías querido decir. Dijiste ministra que, aunque por un día (el apunte es mío), Sevilla era la capital europea del empleo.Lo dijiste ministra pocas horas después del anuncio de un ERE, en Sevilla, contra el empleo de 142 trabajadores. Dijiste ministra ésa y junta a ésa otras 10 mentiras más, todas de corrido, sin apenas pausa para pensar, sin apenas tomar aire. Anoxia quizás, intoxicación y falta de respeto también.

Los periodistas, ministra, teníamos que preguntar. Necesitábamos saber si el color de la foto que te hiciste era natural o, como sospechábamos, era simple photoshop del verbo. Dijiste ministra que según algunos estudios nacionales e internacionales (estudios que nunca identificaste) "España podría salir de la crisis antes de final de año", no te importó pensar que los periodistas querríamos consultar los estudios para ver si decían lo que nos dijiste que decían. La fe, ministra, no es sinónimo de verdad, en nuestra profesión al menos no debe serlo. Otra vez photoshop, quizás.

Quid pro quo ministra. Tú nos mientes y nosotros preguntamos. No te puedo pedir que no mientas, sí que respetes mi trabajo. Es una regla de la democracia, la que soporta la ética de nuestra profesión, la que nos hace profesionales libres para, en libertad, informar al ciudadano. 

En mi empresa ministra, aunque en ocasiones no lo parezca, tenemos muchas cosas que hacer. Lo mismo que tú en el ministerio, aunque en ocasiones no lo parezca. A mis jefes, no te voy a engañar, no les molesta que les convoquen al photocall de cada mañana, ayer fue la tarde. Lo dicho ministra, quid pro quo, para tus "ruedas de prensa" aquí me tienes, ciego y mudo para ti. Quid pro quo señora Bánez.

1 comentarios

Periodismo cosificado


"Muchas veces, quizás, tal vez, de pronto puede ser, que veas las cosas llegar y no te das cuenta de cuando se han ido, y te preguntas si fue cierto o lo inventaste".

Escribía Jairo Franco Gaitán, leía yo. Estudiaba la palabra cosificar, hacer de todo una cosa. Cosificaron los nazis a los judíos, los hicieron cosa, engañaron a su decencia, no había otra manera de convertirte en exterminador. Cosifican los partidos políticos al ciudadano, dentro de 4 años os llamamos, votar en el sagrado ejercicio de la democracia. Ja, ja, ja. Objetividad y cosificación que decía Adorno. 

Me quieren cosificar, no me dejo, no lo consiguen. Cosifican mi oficio, cosifican mi profesión, el de mis compañeros, se cosifican ellos. Jefes cosificados, ellos sí. Cada día más es cada día menos. Cosificar cada letra del periodismo, cada noticia no dada, periodismo cosificado, codificar el pensamiento. Es el Big bang inverso, la implosión hacia la nada. Que todo sea cosa. Que los sueldos sean cosa, que sea cosa la edad, también la experiencia. ¿Periodismo especializado? cosa también. Que bla sea la palabra más escuchada, si puede ser repetida, bla, bla, bla, bla. Como hablan los peces, que así escuchen los ciudadanos.

No hay exterminio posible, no hay peor palabra que cosa, no existe peor intención.Imagina la palabra, cosa, nada más parecido al vacío; humo que no asciende. Gracias al ejercito de enfrente, a quienes levantan su copa.. Arriba con cada palabra, que la página en blanco no entienda de censuras ni manipulaciones. Que la cosa les comprima, que se asfixien en el metano de sus pedos eruptos y cosas.. Escribo "tetas" en google y salen 50 millones de resultados, escribo "pensar" y salen 126 millones. Ellos pierden, adelante periodistas, siempre.

0 comentarios

Las palabras se enfadan

Las palabras se están enfadando. En solidaridad con los periodistas han decidido cambiar su significado, también su estado de ánimo. La crisis de la profesión lo es también de significados. Los impuestos no suben, solo cambian en su ponderación fiscal. Los del escrache son nazis y Eduardo Madina es de ETA Las palabras ahora significan lo que otros quieren signifiquen. Ideología y mentira, excelente combinación. Las palabras se revuelven en silencio, arman su revolución. Con una PALABRA es muy sencillo armar una PALABROTA. Basta con embarazarla en la mentira, estilo Bieito Rubido, el director que se cargó la portada de un periódico, el ABC, y la puso al servicio de  la derecha radical, la que no merece la pena. Una portada para que se vea en las teles, en las tertulias. Carrusel de mentiras. Una portada para vomitar crear opinión pública. Portadas que borran cualquier rasgo de periodismo, no están para eso. Portadas las del ABC que simulan fichas policiales, portadas que ofenden, que insultan, que se arrastran en los estercoleros de la mentira. Se acaban los periodistas, aguanta el periodismo.


Con MARA se hace AMAR, con LETRAS se hace LASTRE, con FRASE FRESA y con IMPONDERABLE IMPERDONABLE. Lo decía Juan Luis Vives "No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras". EL ABC va más allá. Con PROTESTA hace ETA y con DENUNCIA también ETA, así son sus anagramas, así se reboza en sus mentiras, en sus falsedades. Eduardo Madina es de ETA, la banda que intentó asesinarle, 19 de febrero del 2002.. 



Agasajar. Cascarrias. Mansarda. Atropar. Bizarro. Holganza. Prístino. Sino. Vagoroso. Picaflor. Inconsútil. Adlátere. Adamar. Alcuza. Nefando. Juzgamundos. Escabel. Mamplora. Zangolotino.

Nefando, escribía. "Se dice de quien ejerce el viejo oficio de prestar el ojete para lubricar un falo ajeno. Suerte de pecado que se traduce como uso y abuso de la amapola anal, corta churros, chiquitín o camino desviao en el caso de una woman. Blasfemia sodomal, nefasto, asqueroso, pero exquisito, una delicia vertebral que hace sucumbir al macho más castizo cuando el señor P. les golpea la puerta interior de la próstata con su cabeza leporina. Sacrilegio antinatura y aberración carnal que cometen estos animales, decían los cartas al rey escritas por los curas coños de la conquista, masturbándose en el confesionario." (Pedro Lemebel).

Las palabras se enfadan, aclaran significados. Se juntan para decir basta, copulan para abortar mentiras, también verdades. La palabra NEFANDO busca su anagrama, se confunde y abraza un nombre, BIEITO RUBIDO. El viejo oficio de prestar el ojete para lubricar un falo ajeno. Las palabras se enfadan, la vida continúa.

1 comentarios

Detrás de la columna

Llevo semanas detrás de una columna. Es blanca, parece un cilindro porque parece una columna, lo es. Yo me escondo, ella me protege, quid pro cuo. No tengo claro si soy yo quien me escondo de ellos o son ellos los que me evitan, algunos al menos. Detrás de la columna sillas vacías, yo. Delante de la columna periodistas, cámaras de televisión, José Ortega Cano, un par de puntos de share, cientos de miles de espectadores, cientos de miles de euros en publicidad.  Ahí me refugié al comenzar el juicio que ya sólo espera sentencia. Ahí me refugié para refugiarme de los compañeros que no lo son porque no los siento más allá de la cortesía del "¡hola compañero!"; algunos, allí los más, los menos.

Entraba al juicio y el micrófono de la empresa en la que creí maridaba con otro, el de Ana Rosa, Quintana de apellido. Aprendí mucho, aprendí que a veces es mejor no ver, no escuchar, no estar; buscar la excepción que dice Carlos Boyero. Entraba al juicio maridado de lo vacuo, de la nada, con la desinformación de la mano. "Ortega Cano, se escuchó en la sala, iba borracho como una mula" y todas las teles buscaron a la experta testigo que debe saber, entiendo, cómo se emborrachan las mulas. Alquiler de ideales se leía al fondo, en la pared. Alquiler de locales leían mis compañeros. No sé.

Y detrás de la columna continúo. Instrucción de la juez Alaya, caso de los ERE. Fondo de reptiles, reptiles a por un fondo, cajeros de la caja, los que tapan a Bárcenas se destapan. El dinero de los parados, yo no sabía nada, el negocio de los sindicatos. Ponerle a todo comillas, ponerle a todo colores, rojos y azules. La verdad sepultada por montañas de mentiras.Ahora es peor, el único objetivo es desinformar mentir y manipular. Informar con la mentira en portada. Matemos al periodismo pero démosle un buen entierro. Me ofrezco, yo haré de nokanshi. Nos ha dado tanto que nos ha dado mucho, el periodismo.
Entierro elegante, con ritual, con protocolo, estilo Japón, por todo lo que ha sido. Aprendo detrás de la columna, quid pro cuo. Lo llaman NOKAN, precioso ritual de entierro, respeto a quien nos dice adiós. Cine de primer nivel si no hay mejor palabra para definirlo. Adiós al periodismo. Nokan (Yojiro Takita). Que suene una canción de cuna. Estamos en ello.

2 comentarios

Un boca a boca a dos bocas (Antonio y Paloma)

Me sentaba junto a ella, en un banco del Parlamento. Ella es cualquiera, buena compañera, fumaba y no me importaba, intentaba evitar su humo, no sus palabras. Cinco minutos de espe ra, suficientes para acercar las almas, aunque fuera un resquicio. "Roberto, esto se lo han cargado y ya no hay nada que hacer". Antes de ella era él, Alfredo, compañero de EFE, a las puertas de un ERE, uno de los primeros periodistas que conocí al llegar a Sevilla en 1990, en su momento lo admiré, ahora más. "Roberto, esto se lo han cargado y ya no hay nada que hacer". Palabras previas a la espera, nos contaban la memoria de la Cámara de Cuentas de Andalucía, año 2011, trabajo de fiscalización sobre la ejecución del Presupuesto de la Junta.  Muchos números, mucho trabajo contable, miles de horas de estudio. Palabras evanescentes para los periodistas allí reunidos, para la mayoría de ellos. Evanescentes por elevadas y rigurosas, por complicadas para el periodismo no especializado. Diez periodistas en la sala, redondeo. Los escucharán, verán o leerán cientos de miles de andaluces, desinformación pura, absoluta. "Roberto, esto se lo han cargado". Un periodista pregunta sobre los ERE de la Junta, titular seguro, ningún interés en la respuesta; (el periodista cobra según publica y publica según pregunta). Hecha la pregunta 20 € la media página, serán 80 a la semana, 400 € con suerte al final de mes. Caña a la Junta de Andalucía, fondo de reptiles, presunciones de la nada.  Bla, bla, bla, periodismo evanescente, desmoronado, barato, desinformado, camino del adiós.

Sucedía hoy como ayer y mañana. "Roberto, me decía Enrique, nos ponen la pistola en la sien y si no disparas disparan". No, ni pistola ni sien ni disparo. El periodismo vive, respira, inspira porque no ha muerto, no morirá. Mueren los medios porque los contables cierran los balances en rojo. No hay beneficio no hay cabecera, sí periodistas. Antonio Pampliega y el maestro.
El boca a boca escribía. Paloma me respira sin rozar los labios. Corto y pego sus palabras, escribe una periodista, otra de miles. Es buena, muy buena, es amiga.
"Seguro que conoces esta historia. Seguro porque es de las que te emocionan. Un beso, amigo.

En los años 70, Marina Abramovic mantuvo una intensa historia de amor con Ulay. Pasaron 5 años viviendo en una furgoneta realizando toda clase de performances. Cuando su relación no daba para más, decidieron recorrer la Gran Muralla China empezando cada uno de un lado para encontrarse en el medio, abrazarse y no volver a verse nunca más.23 años después, en 2010, cuando Abramovic ya era una artista consagrada, el MoMa de NYC dedicó una retrospectiva a su obra. Dentro de la misma, Marina compartía un minuto en silencio con cada extraño que se sentaba frente a ella. Ulay llegó sin que ella lo supiera, y esto es lo que pasó".

0 comentarios

En el jenkem del periodismo

A veces lo hago, respiro los gases del periodismo o de lo que queda de él. Respiro hondo porque busco lo que no encuentro. Me mareo. Prefiero no contar detalles de la técnica del JENKEN, mentira o leyenda. Dicen que en el jenkem del periodismo es importante dejar reposar las heces, las tintas de sus titulares, las ondas de sus sonidos, los electrones de sus pantallas. El periodismo del jenkem informa para mentir, para decirnos qué debemos pensar, también les gusta apuntar cómo debemos hacerlo. En el jenkem del periodismo la celulosa descompone mejor según qué portadas, según qué periódicos, según qué radios, según qué televisiones, según qué deposiciones. Las de los malos jefes suelen ser más hediondas, menos hirientes, más obscenas, hasta huelen peor, creo.  Al jenkem no se le echa sal, fermenta solo. Fermenta mejor si escupes doctrina, si lo haces reposar en el molde de la manipulación. Si fermenta y lo respiras acabas confundido, excelente estado profesional con el que podemos acabar confundiendo al ciudadano y así todos confundidos hacemos del periodismo la nada, evanescente como los gases del jenkem. Es el estado perfecto para que la manipulación cale.

Es complicado resistir tanto ataque. Muchos agresores y pocos soldados. La información sangra, el periodismo también. Me curo las heridas de anoche. El Papa Benedicto XVI anuncia que se va, lo deja. Mi cadena, la tuya, la mejor, programa un especial, la única que lo hace, es un mal programa para una buena idea. El dato es aterrador, sí, aterrador. El especial de TVE en la noche en la que el Papa anuncia que se marcha es el programa menos visto de las principales cinco cadenas de España. Apenas lo ven 3 de cada 100 espectadores. La audiencia prefería dormir con "Gran Hermano", preferían más "Tu cara me suena".

Dos de abril del 2005, muere Juan Pablo II, relevo de Papa, el último conocido. ¿Qué pasó? Que el jenkem no mandaba en las pantallas, no había nacido, no en España. El periodismo lo era porque escribía en mayúscula cada una de sus vocales, también sus consonantes. Ayer, frente al televisor, 539 mil personas, hace 8 años 5 millones. Ayer frente al televisor el 3 por ciento de la audiencia, hace 8 años el 50 por ciento. 
Hoy vemos que los que comenzaron como “apocalípticos” frente a los medios de comunicación tenían razón. Basta ver lo que está pasando a principios de este siglo. Ser un crítico en los años setenta de lo que hacían los medios era motivo de cuestionamientos peyorativos. Todo lo que escribimos en aquella época ha sido desbordado por la realidad. El repunte de la mentira a nivel internacional es absolutamente impresionante. Antes se decía que los “apocalípticos” veían manipulación en todas partes; lo que es totalmente falso. Nosotros veíamos cómo trabaja la ideología; es decir, proteger intereses particulares como si fueran intereses universales. Yo sigo en la trinchera crítica y mantengo mi pensamiento sobre la comunicación. Lo trágico es que muchos comenzaron como “apocalípticos” y ahora están del otro lado, entre los “integrados”. No es mi caso, aquí está un “apocalíptico”.  
                                                                             (Armand Mattelart)

3 comentarios

.... pero yo no manipulo

                                                                            (Fotografía: Cristina Cornejo)
Sonrío tonto con cara entontecida, acabo de redecorar mi espacio en la redacción, por si había dudas. Sonrío de atrás hacia adelante. 829, 828, 827, 826, 825, 824, ... mezcla de pena y orgullo, de orgullo y pena, de orgullo y orgullo. He colgado del frontispicio del que quiero sea mi permanente compromiso un artículo de mi compañera y amiga que no conozco, pero no importa. Se llama Inmaculada Moreno, ex de Telemadrid la etiquetan, a ella como a sus compañeros la han despedido por no manipular

Junto a las de Inmaculada leo con mucho interés las reflexiones de Zurilanda Blanca, también las de Isabel García.  Ellas han conocido a jefes que yo debo ahora conocer. Escribe Inmaculada que ella redacta "pero no manipula", escribe que hace televisión "pero no manipula", escribe que edita programas "pero no manipula", escribe que es periodista (que lo es y grande) "pero no manipula". Y yo he cogido el artículo y lo he puesto detrás de mi cabeza, delante de los ojos de mis jefes, he cogido el fosforito naranja y he subrayado "pero no manipulo".

Quienes sí lo han hecho han llevado a Telemadrid a la ruina, se la han robado a los madrileños, la han perfumado de hedor, el de la peor mofeta. Quiienes han manipulado no irán al paro porquer tienen el cerebro en posición pause, siempre esperando instrucciones. Solo preguntan quién manda, su única duda es a quién obedecer. Y dirán que no, y escribirán que la culpa es de otros. Y los gestores se quedan para gestionar la ruina, la que ellos han provocado ¿Quieres ejemplos Ignacio González? Aquí tienes uno. Programación de Telemadrid, 14 de enero del 2013, 14 de enero del 2003. Primer prime-time del día, el de las 20h 30m,. Anoche "Madrileños por el mundo", 20.000 espectadores. Hace diez años, justo diez, "Telenoticias 2" en pantalla, 294.000 espectadores. 


Sí, las cosas son como parecen. Lo son hoy como lo han sido siempre, como no deben serlo mañana. Para mis compañeros de Telemadrid, todos amigos, "La poesía es un arma cargada de futuro". Seguir respirando, 13 veces por minuto, nunca más, nunca menos. Abrazos.

2 comentarios

La entrevista al Rey o de la manicura del verbo


El CIS podría ahorrar de su presupuesto. Las investigaciones sociológicas de este organismo  solo se justifican porque los dirigentes de nuestra democracia 0.0 no están dispuestos a romper su urna de cristal, tampoco lo quiere hacer la monarquía. El Rey Juan Carlos (“vuestra majestad” como insistente se recordaba súbdito Jesús Hermida) lo recordaba anoche, en sus palabras, en sus gestos, en su apatía, en su apatía, en sus gestos, en sus palabras. Fracaso en audiencia (14’7 %) en un programa que no es posible imaginar mas publicitado. Fracaso porque ni el ciudadano se quiere súbdito ni le interesa que el periodismo se reboce en mansedumbre.  Aquí la tercera pregunta del cuestionario de la NO entrevista. Tercera pregunta del profesional que admiraba en 1993 y que en nada me interesa en el 2013.


Las televisiones públicas consolidadas en países consolidados con democracias consolidadas sobre una ciudadanía que se sabe soberana, no admitirían, creo, una entrevista, que no lo fue, grabada, con cuestionario previo, con preguntas pactadas y también editada (es decir, manipulada). Los súbditos del Rey deben saber que Don Juan Carlos no sabe exponerse a una entrevista de verdad, a una entrevista abierta, hecha por periodistas, en directo y con preguntas redactadas en libertad. La Operación Zarzuela necesita de un personaje que pueda ser rescatable y el Rey de esta España no lo es y lo saben. Y dicen en la Zarzuela que en el cuestionario previo nunca hubo pregunta alguna sobre el caso Urdangarin, que alguien lo desmienta por favor.
Conocí un tiempo, conocí una televisión, conocí un periodismo en el que las hagiografías catódicas estaban prohibidas. Conocí una empresa en la que las preguntas eran preguntas y no manicura del verbo.  Supe de una empresa, que quiero ayudar a rescatar si convenimos que necesita de rescate,, que sabía que la neutralidad es una palabra preciosa y delicada.

Para escribir hace falta valor, y para tener valor hace falta tener valores. Sin valores más vale callar”
(Pascual Serrano en "Contra la neutralidad")

Y sí, así es, una buena entrevista no está solo en las preguntas, necesita de buenas respuestas. Anoche fueron las que fueron, si las quieres mejores no es complicado encontrarlas.
 

4 comentarios

Las navidades de Carmen Tello

Me tenía que documentar y acudí a la revista "Diez minutos", edición web, año 2011. Ahí me enteré que Carmen Tello suelen decorar durante estas fechas su jardín "para que se note que es navidad". También descubrí la faceta solidaria de la esposa de Curro Romero, lo contaba la revista Mujerhoy.com; campaña de solidaridad con los más pobres presentada en uno de los hoteles más selectos de Sevilla. Tenía el contacto de Carmen Tello, no sé si su voluntad de contarme su proyecto de Navidad 2012. Hice lo que entendía debía hacer, periodismo de documentación, periodismo de contacto con las fuentes. Información de primera mano para contar la nada, para llenar de gas la pantalla de La 1, tenía que llenar de contenido la teoría de Sartori: "La cultura audiovisual es inculta y por lo tanto no es cultura".

Me lo dijeron y no era 28 de diciembre porque era 17 del mismo mes. Sentí como inocentada lo que era un perfecto espejo de situación. Mis jefes en TVE pensaron en mí, en mi perfil profesional, en mi incapacidad capacidad ante el directo."Roberto la semana que viene trabajarás en Las mañanas de La 1". 

Me encargaron el trabajo y pensé en distintos temas. ¿Cómo pasan las navidades las personas sin hogar?  ¿Cómo afrontan las navidades los empleados del último ERE conocido en Andalucía?  ¿Tendría interés lo que me contó por facebook mi casi alma gemela, Mercedes? Empresarios que a cambio de un trabajo piden relaciones sexuales con jóvenes que lo buscan. ¿Înteresarán las navidades de la familia en la que hace unos meses uno de ellos se suicidó por no poder soportar el desahucio por impago de su hipoteca?  Sí, buscaba el periodismo de uno de los maestros, el que entiendo interesa a la televisión más importante de España: Yo, como él, me identifico con los humillados y los ofendidos, con los más pobres de la crisis, con los que deben ser protagonistas del periodismo. Decía Kapuscinski

 Si soñáis con ser periodistas no podéis ignorarlos. Los pobres constituyen el ochenta por ciento de la población de este planeta

Y no me compraron un tema y yo no les compré ninguno. Y no se interesaron por mis asuntos y yo no me interesé por los suyos. Y no se interesaron por los pobres y yo no me interesé por los ricos. Y no les interesó Kapuscinski y a mi no me interesó Carmen Tello. "No irás entonces a Las mañanas de La 1". Ok, entendido, yo con los míos. Despido con el vídeo que más me ha impresionado durante el 2012. Rafeef Ziadah. Feliz Navidad.

0 comentarios

La loca del muelle de San Blas

Lo decidí ayer, miércoles. Decidí zapear la radio, dejarla muda; entre las 9 y las 10, serían entonces las nueve y media. Dejé de escuchar a Pepa Bueno (¡lo estás haciendo muy bien!). Dejé mudo a Rajoy porque no me interesó lo que ya había escuchado no menos de 10 veces. En la catarsis que cada mañana tomo en pildoras de 20 miligramos apareció ella, la conocía como "La loca del muelle de San Blas", se me presentó "Hola, me llamo Rebeca, Méndez por mi padre, Jiménez por el padre de mi madre, Rebeca Méndez Jiménez. Me dicen la loca, la loca del muelle de San Blas". "Gracias por escucharme", dijo. 

Me imaginé derrotado, no imaginé que tanto. Derrota mía, la de Roberto, derrota de los periodistas, todos. Martes 11 de diciembre, día siguiente al 10, el día en el que Europa recibía el Nobel de la Paz, el día, el 11, en el que la pacífica Europa anunciaba el rescate bancario que hipotecaba parte de España, 39.500 millones de euros. Llegarán números peores. Estaba yo frente al Presidente del Gobierno, solo nos separaban 150 metros. Algo más cerca estaban mis compañeros periodistas. A todos nos habían convocado desde Moncloa. Yo a 150 metros, mis compañeros a 149. "No habrá declaraciones, solo discurso institucional. Rajoy no habla. Tenéis toma de sonido. Ahí tenéis la tarima para las imágenes. No, por aquí no podéis pasar. Al acabar el acto Rajoy se marcha, tiene prisa". Todos los medios convocados con una única condición, la que no dijeron, "ni se os ocurra hacer periodismo, no habéis venido para eso, hoy toca propaganda". Nada de Europa, nada del rescate, hoy solo importa el XXV aniversario de la Declaración de la Unesco. ¡Que viva Sevilla, que viva el Archivo de Indias, que viva la Catedral con su Giralda! Vosotros ahí, sin preguntar.

"No se me ocurre mejor escenario que este para reivindicar ese futuro. Las grandes obras se levantan piedra sobre piedra. Su construcción exige un proyecto clave, superar cada revés para llegar más alto y una vez culminada esta empresa común es cuando los sacrificios realizados cobran pleno sentido".
(Mariano Rajoy en Sevilla 11 diciembre 2012)

Diez veces había escuchado la nada. La escuché en TVE, la escuché en Canal Sur, la escuché en la SER. No me dejan oirla en la COPE ni en UltraIntereconomía. La escuché tantas veces que no podía sumar una más. Apagué la radio, lo siento Pepa, y metí un CD. Que me dejen de rescates a la banca, me interesa rescatar al periodismo.

El periodismo se nos va de las manos. Se nos escapan las historias porque estamos dejando de mirar a la calle. Se nos escapa la vida profesional porque nos quieren marchitar el espíritu. Me lo dijo ella, Rebeca Méndez Jiménez, para vosotros "La loca del muelle de San Blas".