Periodismo cosificado


"Muchas veces, quizás, tal vez, de pronto puede ser, que veas las cosas llegar y no te das cuenta de cuando se han ido, y te preguntas si fue cierto o lo inventaste".

Escribía Jairo Franco Gaitán, leía yo. Estudiaba la palabra cosificar, hacer de todo una cosa. Cosificaron los nazis a los judíos, los hicieron cosa, engañaron a su decencia, no había otra manera de convertirte en exterminador. Cosifican los partidos políticos al ciudadano, dentro de 4 años os llamamos, votar en el sagrado ejercicio de la democracia. Ja, ja, ja. Objetividad y cosificación que decía Adorno. 

Me quieren cosificar, no me dejo, no lo consiguen. Cosifican mi oficio, cosifican mi profesión, el de mis compañeros, se cosifican ellos. Jefes cosificados, ellos sí. Cada día más es cada día menos. Cosificar cada letra del periodismo, cada noticia no dada, periodismo cosificado, codificar el pensamiento. Es el Big bang inverso, la implosión hacia la nada. Que todo sea cosa. Que los sueldos sean cosa, que sea cosa la edad, también la experiencia. ¿Periodismo especializado? cosa también. Que bla sea la palabra más escuchada, si puede ser repetida, bla, bla, bla, bla. Como hablan los peces, que así escuchen los ciudadanos.

No hay exterminio posible, no hay peor palabra que cosa, no existe peor intención.Imagina la palabra, cosa, nada más parecido al vacío; humo que no asciende. Gracias al ejercito de enfrente, a quienes levantan su copa.. Arriba con cada palabra, que la página en blanco no entienda de censuras ni manipulaciones. Que la cosa les comprima, que se asfixien en el metano de sus pedos eruptos y cosas.. Escribo "tetas" en google y salen 50 millones de resultados, escribo "pensar" y salen 126 millones. Ellos pierden, adelante periodistas, siempre.

btemplates

1 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero yo sé que tú siempre......p'alante! Anda que no, como el Boss! Y mi entrañable Steve, y que descanse en paz el enorme Clarence...Y hablando de bosses y de descansar en paz, se me acaba de morir Tony Soprano y ando perdida. Era mi guapo, hay que entender que los malvados infantiloides tengamos ciertos cánones de belleza infantiloides y malvados.
Y bueno, voy a jugar yo también a buscar búsquedas, que hace mucho que no lo hago. Lo malo es que me enredo, que una cosa lleva a la otra, y es lo que tiene internet, igual que el callejeo.
Y me alegro de que hayas encontrado en la red de redes más pensamientos que de lo otro....de lo contrario tendríamos que mastectomizar la red, y tampoco hay que llegar tan allá.
Tuya de usted, siempre
Bouriez de la Rez

Publicar un comentario en la entrada