Periodismo sin rendiciones

Llegan los becarios de verano. Hace unos años, muchos, traían EL PAÍS bajo el brazo. Los veía con EL MUNDO, los he visto con el ABC. Todos grandes periódicos, en ocasiones en manos de nefastos directores. Hace unos años, 1995. 
Hace unos años, ya menos, los becarios de verano buscaban el ordenador al segundo de darte los "buenos días". Miraban la prensa digital mientras los veteranos nos peleábamos por coger alguno de los 4 ejemplares de EL PAÍS, había quien prefería EL MUNDO, había quien no prefería. Hace unos años, 2004. Hace menos años, cuando la primera década del 2000 quería poner un uno antes del último cero los becarios de verano, algunos, no daban los "buenos días". Tenían prisa por saber que les contaba facebook, tuenti, hotmail o gmail; hoy ya ni te cuento.

Un becario de verano, TVE en Andalucía, me dijo hace muchos veranos que si podía investigar sobre las deudas de los partidos políticos con los bancos. "No me sale nada" me dijo a los 3 días, lo quiero para pasado mañana le contesté. Lo hizo, no era emitible. Gran becario, hoy gran periodista.

Hoy los becarios de verano proponen temas de becarios de verano. Piscinas, playas, calor, viajes, hoteles y coches. Becarios de verano. Ellos, la generación del World Wide Web (www) son capaces de cerrar un texto sin dar respuesta a ninguna W, a ninguna. Hoy he preguntado a dos becarios de verano por Mohamed Morsi .......... (silencio de becarios de verano).. 

Mejor no saber, mejor no leer, mejor ni siquiera ser. "Lo fatal" que decía Rubén Darío. En España hay miles de becarios de verano, yo conozco a no más de 5. Hay esperanza, mucha. Por todos los becarios de verano que no son ni serán becarios de verano. Para todos los becarios de verano, sin distinciones, sin rendiciones. 

btemplates

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada