En los viveros de Coyoacán

Tenía que suceder y ha sucedido, no es casualidad. Sucedía en la semana que el maestro Emilio Lledó nos recordó el poder de un verbo escondido por peligroso, IGNORANTIFICAR lo llama. Un verbo que da miedo en la primera persona del plural, más si lo gritamos desde los medios de incomunicación, nosotros ignorantificamos. Escribo en directo, en el ojo del huracán, dos redacciones se abren como Moisés abrió el Mar Rojo, son docenas en toda España, yo camino por el camino de arena mojada, perplejo, absorto, con los pies descalzos. Emilio Lledó:
La ignorancia cultivada genera violencia".
Tenía que suceder y ha sucedido, no es casualidad. Los informativos de todas las televisiones de España estaban anoche en La Casa de Las Dueñas, Sevilla; esperaban que falleciera Cayetana de Alba. Teles decía, también radios, productoras, prensa, el periodismo corrompido. A unos kilómetros, los que diga el Google Maps, las mismas teles, las mismas productoras, el mismo show, el mismo periodismo derrotado, Isabel Pantoja a punto de entrar en prisión.  La nada invadiendo las pantallas, las redacciones, los despachos de los jefes, los pretendidos shares del día siguiente. Emilio Lledó:

 Creo que, por desgracia, son los medios de comunicación los que tienen en sus manos el poder de la educación, la transmisión de valores, de conocimientos, de sensaciones, de sentimientos".
Tenía que suceder, Cayetana de Alba e Isabel Pantoja protagonistas de las 24 horas de las parrillas de programación de todas las televisiones de España. La información como mercancia, el IBEX 35 en cada pantalla de televisión, la bolsa que sube y baja, el valor de MEDIASET y ATRESMEDIA, docenas de millones de euros se mueven, el desayuno de los grandes inversores, dulce o salado. Ejecutivos que intentan resistir el pulso del Gobierno de Mariano Rajoy, los quiere un año preocupados, las líneas editoriales cotizan caro y miran de reojo a sus próximos dueños, elecciones en un año.


Y en este jueves que se contará en las facultades de periodismo, 20 de noviembre del 2014, me he ido a los viveros de Coyoacán y me he sentado al lado del maestro, al lado de Ramón Xirau, en el banco en el que descansa sus paseos. El maestro Xirau, el que nunca se rindió:

Creo que en este mundo, cada vez más automatizado, se necesita más que nunca a la poesía, la poesía sigue...

btemplates

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada