El libro de Bonilla

Me gustó el episodio del libro, me gustó el abyecto argumento, la manipulación pretendida, la lección que no quiero estudiar. Anoche, Canal Sur, debate electoral entre los tres principales partidos que hasta ahora de Andalucía son. La parte por el todo, excelente expresión de pereza intelectual. Decía el candidato del Partido Popular, el que no deja que le llamen por su nombre, que en Andalucía los libros de los niños están en peor estado que el que presentan los libros de los niños escolarizados en las aldeas lejanas de Birmania. Lo decía con otras palabras, lo decía. Subrayaba su ideario, el zumo que rezuma, con el no menos abyecto argumento de los barracones. A partir de ahí todo sobra, barracones y libros rotos, el camino de la Andalucía desnutrida, subsidiada, apagada y sin brillos, la Andalucía que jamás he conocido en los 26 años que gracias a su hospitalidad aquí llevo habitando. Al contrario, conozco una Andalucía emprendedora, alegre, trabajadora y culta, terriblemente culta, la Andalucía que defiendo como andaluz nacido en Eibar, Gipuzkoa.

Las palabras de Juan Manuel Moreno Bonilla se me repetían, como el gazpacho con mucho ajo. Me levantaba, yo, y desmontaba la mochila de Luisa Amaia, 12 años, sevillana, emprendedora, alegre, trabajadora y culta, terriblemente culta, Lakidain de apellido.

Con la cama recién hecha y no eran las 8 de la mañana volcaba sin brusquedades los libros que la Junta de Andalucía procura a Amaia, y a los cientos de miles de niños con ella escolarizados. Ahí estaban los libros, el de mates, el de música, el de sociales y el de ciencias naturales, en perfecto estado, como el conocimiento que quiere definir su futuro. Y Luisa Amaia me pregunta, claro, ¿"qué haces"? y se lo he contado y no lo entendía, yo tampoco. Y sí, y luego los EREs y sí y luego los Gürtel y sí y luego las black negras, blancas o grises, en cualquier color que destiña, en rojos y azules si quieren Y sí, luego sus piedras, sus ataques, sus miserias y sus verbos nada ejemplares, sus medios de comunicación manipulados .... pero cuidado con los libros, cuidado


Dijo alguien y repito yo que lo mejor de la democracia es que todos los ciudadanos pueden votar. Dijo alguien y repito yo que lo peor de la democracia es que todos los ciudadanos pueden votar. Apagar la llama o encenderla, libros rotos o intactos, pasado o futuro, ayer o mañana. Para Luisa Amaia, para todos.

btemplates

3 comentarios:

raul dijo...

Hola, Roberto. ¿serías partidario de que en la TDT, la desconexión provincial sevillana de RNE-5 Todo Noticias de RTVE pasase a emitir sólo para la provincia de Sevilla, y que dicha desconexión desapareciese de la TDT de las otras 7 provincias andaluzas?

Roberto Lakidain dijo...

Hola Raúl, no acabo de entender la pregunta ergo me cuesta concretar la respuesta. Mi correo rlakidain@gmail.com, si quieres lo hablamos por ahí. Saludos.

micky dijo...

Rober, ¿cuál es tu opinión sobre la tecnología radiofónica DAB+? Ojalá el nuevo gobierno andaluz pusiese en marcha centros emisores del DAB+ por toda Andalucía.

Publicar un comentario